English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
¿Ser un Señor —o un Servidor—?
 

Ensayos sobre el Principio/¿Ser un Señor —o un Servidor—?


¿Ser un Señor —o un Servidor—?

Conocí a una joven médica que soñaba con mudarse de Rusia a un país donde un lacayo le trajera café a su cama por la mañana…

… Pero Dios nos enseña a sentirnos a nosotros mismos no como señores, sino como servidores —sin importar nuestro status social, rangos y posiciones sustentadas—.

Si nos acostumbramos al papel de aquellos quienes sinceramente regalamos nuestro amor a otras personas y a todos los demás seres amables —con nuestros pensamientos, emociones, palabras y hechos— nosotros, habiendo aprendido esto, podemos establecer fácilmente las mismas relaciones con Dios. Esto dará una oportunidad de acercarse al Creador por el estado del alma.

Para esto, debemos tomar el verdadero conocimiento de Dios y nuestro sentido de vida, y además dominar prácticamente este estado de ser por el corazón espiritual desarrollado.

Tal trabajo en la transformación espiritual de uno mismo conduce al desarrollo de la humildad —el humilde sentimiento de mí mismo—.

Aquel, quien no es humilde, vive por sus propias «reglas» y «conceptos», pero no por los principios de vida que Dios nos ha propuesto.

Y sólo los de mente humilde obtienen la oportunidad de fluir hacia el Creador. Un «yo» personal «exagerado» no permitirá que esto suceda: éste —interfiere—.

* * *

Pero el principio de humildad no significa comportamiento estúpido, por ejemplo; obedecer órdenes criminales de gente viciosa…

… Una vez en el tren, una inspectora —una mujer fuerte y agresiva de unos treinta— descubrió que nuestros tickets no estaban impresos hasta la estación a la que íbamos. Aunque el costo era el mismo para ambas estaciones. Simplemente la cajera se equivocó, y no notamos su error. Repito que el viaje fue pagado por nosotros en su totalidad.

La controladora nos gritó largamente, demandando pagar una vez más la misma cantidad. Por supuesto, no estuvimos de acuerdo. Entonces ella lanzó un guardia sobre nosotros, quien agarró nuestras mochilas y amenazó con arrojarlas fuera del coche en la estación más cercana. Tuvimos que pagar.

Cuando el conflicto fue de este modo «arreglado», llamé al guardia y le pregunté ¿por qué se comportó de esta manera, cómplice en la comisión de un crimen?

Él respondió que él era un soldado y estaba sólo siguiendo órdenes de su comandante…

… En defensa, de hecho, usualmente los oficiales, que están retirados, buscan empleo.

Resultó que este antiguo oficial, después de escuchar sobre el tema de la humildad, decidió seriamente jugar el papel de «un soldado»…

Le respondí que, de acuerdo a los fallos aceptados en el juicio de Núremberg, la ejecución de una orden criminal es un crimen.

Él pensó sobre esto y no respondió. Esto concluyó nuestra conversación.

… Pero cuando nos desplazábamos unos días más tarde en el mismo tren, él nos vio y vino dos veces a nosotros con lágrimas muy sinceras en sus ojos: él rogó perdón por su comportamiento en aquel momento.

Y ahora él estaba trabajando en conjunto con otro supervisor.

Desde entonces, no lo hemos vuelto a ver. Aparentemente, habiendo conseguido disculparse, renunció inmediatamente.

¡Aquí está —el arrepentimiento sincero, lavando los vicios—! ¡Buena suerte a ti, «soldado»! ¡Ambos, Dios y nosotros —te hemos perdonado!

… Y un mes o dos después, nos encontramos con esa inspectora criminal. Ahora ella estaba trabajando en otra rama del ferrocarril.

Ella no se disculpó, pero nos dedujo del pago la cantidad que entonces ella había comprometido como un robo.

De este modo, ambos antiguos criminales se hicieron mejores, aunque en grados variables.

¡Sencilla alegría surge de darnos cuenta que estuvimos involucrados en esto!

Pero si en ese conflicto, no conciliábamos y nos hubiéramos prestado al agravamiento del conflicto —no podríamos ayudar a estas personas—. Y nosotros mismos habríamos obtenido problemas adicionales…

En esta historia, usted puede rastrear varios temas específicos. ¡Buena suerte a ustedes, nuestros lectores!

<<< >>>



 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto