English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Sobre Implantando la Demencia
 

Ensayos sobre el Principio/Sobre Implantando la Demencia


Sobre Implantando la Demencia

En uno de los libros conocidos históricamente (no voy a nombrarlo, para no ofender involuntariamente a ninguno de mis lectores), tal «moralizadora» historia fue contada:

En cierta zona, se perdieron las cosechas. Los alimentos habituales escaseaban. Monjes, que vivían en ermitas solitarias, comenzaron a pasar hambre.

Esto fue al comienzo del verano, donde los brotes verdes crecían, inclusive en las huertas…

Y así, uno de los monjes hambriento fue a visitar a otro y le pidió que le diera lo que fuera para comer…

Le fue ofrecida una corteza de pan mohoso…

El monje comió este pan —y luego se retorció por el severo dolor de estómago—.

Pero, en gratitud por este sincero regalo, se pasó un día entero desyerbando los lechos del segundo monje…

… ¿Cuáles son los errores aquí?

¡El primero es que el pan mohoso nunca debe ser comido! ¡Y, además, nadie debería «obsequiarlo» a otros! ¡A diferencia de otros tipos de mohos —los mohos, que crecen en el pan, siempre causan severos daños al sistema digestivo—!

Pero el segundo error es más indicativo desde el punto de vista de la estupidez humana. ¡Al comienzo del verano, multitud de plantas verdes enteramente comestibles crecen por todas partes, las cuales pueden ser consumidas tanto crudas como cocidas, y, secadas o saladas para uso futuro! ¡Inclusive, esas hierbas que fueron arrancadas y descartadas por el primer monje, pudieron haber sido usadas como comida!…

¡Conocí gente que caminaban con sus propios pies sobre comida, pero padecían porque «no hay nada que comer»! Bajo sus pies, había aegopodium, ortigas, cereales silvestres… Además —follaje joven en los árboles—. ¡Pero esa gente estaba inquebrantablemente convencida de que comida es sólo lo que es vendido en una tienda, sumado a lo que es «aceptado» para cultivar, o ser recolectado en el bosque!

… Un día, en los años de mi juventud criminal e irrazonable, le disparé a un urogallo negro, el cual había sido herido antes en el ala por otro cazador. Fue privado de la oportunidad de volar en los abedules —para comer el alimento usual del urogallo negro en el otoño: amentos de abedul—.

En el estómago de ese desafortunado pájaro había… hierba común. Este pájaro mostró ser más inteligente que el tal homo erectus, mencionado en el libro presentado a los lectores como un modelo a ser imitado…

<<< >>>



 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto