English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
¿Se Detendrá la Corriente del Golfo?
 

Ensayos sobre el Principio/¿Se Detendrá la Corriente del Golfo?


¿Se Detendrá la Corriente del Golfo?

La Corriente del Golfo es, tal vez, la corriente oceánica más importante para la humanidad a escala planetaria. Lleva aguas cálidas desde la parte ecuatorial occidental del Océano Atlántico (esto es, desde el este de América Central) —a las costas de Europa del Norte hasta el Mar Blanco—. La tibieza que la hace cálida crea un clima favorable para las personas que viven en todos los países que son bañados por ella, incluida la región escandinava.

Y —si la Corriente del Golfo se detuviera— entonces el clima en toda Europa del Norte podría volverse similar al de, por ejemplo, la Península de Chukchi o el norte de Siberia Oriental.

Y este tema es debatido a nivel gubernamental de los países afectados; muchos científicos están involucrados en los estudios pertinentes.

Debates sobre este punto se iniciaron en relación con la «moda» relacionada al «calentamiento global». Científicos miden la salinidad del agua en diferentes partes de la Corriente del Golfo, fantaseando sobre lo que sucederá si la salinidad del agua disminuye debido al derretimiento de hielo en Groenlandia…

Y para estos estudios se asignan considerables recursos financieros de los estados interesados… Aunque, ¿no sería apropiado que al menos uno de los científicos, envuelto en estas discusiones y estudios, pensara el por qué esta corriente oceánica existe del todo? ¿Cuál es la razón de su existencia? ¿Qué hace que volúmenes colosales de agua se muevan continuamente por muchos miles de kilómetros?

¡La respuesta es simple, pero para obtenerla, se necesita sacar los ojos de los tubos de ensayo con muestras de agua —a fenómenos y procesos globales mucho más grandes—!

… Comencemos considerando la cuestión de por qué nuestro planeta gira, estableciendo las horas usuales para nosotros.

La Tierra podría no rotar, como muchos otros planetas probablemente no rotan. Y entonces el clima en la Tierra sería bastante diferente.

¿Qué podría hacer que comenzara a girar, en adición a la Voluntad de Dios?

Claramente, fue un golpe oblicuo en la Tierra de un cuerpo cósmico muy grande.

Este golpe puso al planeta en movimiento rotatorio.

Pero el golpe fue dado precisamente en el firmamento de la Tierra, forzándola a girar. Y el efecto palpable de ese cuerpo cósmico en la atmósfera de baja densidad terrestre no tuvo lugar, por lo tanto ésta permaneció en un estado de inercia, de descanso.

Así —el planeta está girando, y su gran atmósfera— no.

En consecuencia, el viento Este soplando constantemente en el cinturón ecuatorial de la Tierra se formó. Se le da el nombre de vientos alisios.

Y en latitudes alejadas del ecuador, los meteorólogos lidian con turbulencias que se forman desde los vientos alisios.

Por lo tanto, es deseable entender que no es que la atmósfera del planeta es «soplada» por vientos, sino que la Tierra está girando y frotándose contra una atmósfera relativamente inmóvil.

… Debido a esto, de hecho, vemos en las latitudes tropicales un viento poderoso soplando constantemente. Y el viento, como muchos de nosotros sabemos, impulsa el agua en la misma dirección, creando, por ejemplo, (junto con la Luna) las mareas locales.

Y así, «el viento arrastra» a lo largo del Océano Atlántico agua en dirección Oeste.

Pero… esta grandiosa corriente encuentra un obstáculo de forma alargada desde el norte hasta el sur de las Américas…

¿Hacia dónde está obligada toda esta agua a moverse? Aquí, habiéndose encontrado ante el obstáculo, fluye, incluido, hacia el Norte y más allá hacia el Este.

… Ahora, pensemos: ¿puede la dirección de la Corriente del Golfo cambiar, y puede la Corriente del Golfo detenerse completamente —bajo la influencia de una insignificante disminución en la salinidad del agua oceánica—?…

<<< >>>
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto