English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Sobre los Signos de la Estupidez Humana
 

Ensayos sobre el Principio/Sobre los Signos de la Estupidez Humana


Sobre los Signos de la Estupidez Humana

Escuché de un médico que hablaba en televisión que todas las bacterias, que entraron en el estómago, son de seguro asesinadas en él por el ácido clorhídrico. La conclusión vino de su discurso: «¡Coman cualquier infección! ¡No tengan miedo: el ácido clorhídrico les salvará!» Pero, de hecho, el ácido clorhídrico es producido por el grupo de células aptas en las paredes del estómago —sólo en respuesta a la ingesta de alimentos proteicos—. Y también cuando no hay comida en el estómago, no hay ácido clorhídrico en él. Tampoco éste se produce para la digestión de carbohidratos: estos últimos son procesados, al contrario, por enzimas alcalinas, que son producidas, incluso por otro grupo de células del mismo estómago.

... Hay muchos que no saben la diferencia entre buques y barcos. Voy a explicarlo: los buques son botes militares, y los barcos son los civiles.

... Y está mal decir «animales y pájaros», «animales e insectos», etc. Porque pájaros, peces, insectos, gusanos, etc. —son todos animales—.

... Cuando un montón de medio-inteligentes (desde mi punto de vista) ciudadanos de nuestro país esperaban masivamente el advenimiento de la «era de Acuario», un cierto médico trató de explicarme que el «cambio de épocas» estará condicionado por el hecho de que el sistema solar... «volará hacia la constelación de Acuario». Aunque, desde la astronomía elemental, la cual incluso debería él haber dominado en la escuela, es sabido que el sistema solar no se aproxima a ningún otro sistema estelar y no los toca directamente. En cuanto a la «era de Acuario», todas estas expectativas fantásticas inspiraron —me gustaría pensar, no a aquellos que se graduaron en educación superior—...

... Otro médico me dijo que la propia orientación religiosa debe determinarse de acuerdo a la propia nacionalidad. «¡Yo soy ruso, así que tengo que ser ortodoxo!» Él era miembro de un grupo religioso dentro de la ortodoxia. Este grupo estaba encabezado por un «padre» con un muy grande cuerpo barrigón y con la más pronunciada agresiva arrogancia hacia otras personas. Las Enseñanzas de Jesucristo en ninguna forma afectaron su rectitud...

¿Por qué menciono que estas personas tenían títulos de doctorado? Porque quiero enfatizar al paso que la educación recibida, incluso la superior, no siempre hace a la gente más inteligente y más ética. Me pasó el comunicarme profesionalmente con médicos durante docenas de años —¡y he visto suficiente de esto!—...

¡Y lo mismo es cierto en el ambiente religioso: las «iniciaciones» rituales y «ordenaciones» no añaden a los miembros ni decencia ni mente!

... Hay entre médicos y personas de otras especialidades, novatos en hablar, aquellos cuyo discurso está lleno de «palabras basura». Si en los años de mi infancia —entre algunos miembros del ambiente adolescente— había tales palabras que ahora son llamadas de «lenguaje soez» —ahora la frase «¿sabes?»* se ha puesto «de moda»—... no quería seguir escuchando a tal orador o interlocutor. ¿Por qué? ¡Adivínenlo ustedes mismos!

... Hay mujeres que viven en los últimos pisos de los altos condominios de las urbes, y frente a sus ventanas, —toda la vista despejada—: ¡ni un solo edificio alto! Pero al mismo tiempo, antes de desnudarse, necesariamente cierran herméticamente las cortinas de las ventanas: «esto es aceptable», así nadie me ve desnuda...

... Hay —en nuestro ambiente social no-espiritual— muchos de aquellos que —sienten emociones negativas hacia otras personas— sólo en las bases de que tienen una nacionalidad diferente, un color de piel diferente, incluso de otro país dentro del cual fueron encarnados por Dios... Recuerdo un caso de la infancia. Entonces el presidente de los Estados Unidos de América era Jimmy Carter. Y mi padre en todo rato expresaba su odio hacia él. Entonces le pregunté: «¿Por qué odias a Carter?» Respondió con odio: «Porque su nombre es como el graznido de un cuervo: ¡karr, karr!* Él era un miembro sincero del «Partido Comunista» y estaba acostumbrado a odiar tanto al presidente Carter, como cuervos, y personas de otras nacionalidades...

... ¡Y cuántos hay ahora de aquellos que están listos para llevar a cabo sin pensar cualquier orden de los comandantes, incluso si estas órdenes son criminales!... Convertir soldados en zombis a través de «ejercicios de marcha»... La introducción de las ideas del militarismo agresivo en la mentalidad de las masas de la gente —contra el trasfondo del sonido de eslóganes sobre «la lucha por la paz»—... Pero cada uno tiene responsabilidad personal ante Dios por sus propias acciones, pensamientos, emociones... Aunque... para esto, uno debe entender: lo que Dios es, donde Se encuentra, lo que espera de mí... ¿O la política estatal en algunos países se forma específicamente para que la gente no sepa nada acerca de Dios, excepto por esta sola palabra en sí misma, —sino adorar sólo al jefe de Estado (como el más importante, real, visible y audible jefe) y su ambiente «angelical»—?

Sería posible mencionar muchos más ejemplos de la estupidez humana... Pero es mejor —que yo termine este tema optimistamente—: ¡si ustedes notan estas y otras deficiencias en sí mismos —elimínenlas—! ¡Y entonces de ustedes nadie sospechará de estupidez! ¡Incluyendo —Dios—!


<<< >>>



 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto