English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
«Eras de Hielo»
 

Ensayos sobre el Principio/«Eras de Hielo»


«Eras de Hielo»

En siglos recientes, los siguientes descubrimientos sorprendentes fueron hechos, incluyendo: ¡en aquellos lugares donde el frío severo constantemente reina, fueron descubiertos depósitos de carbón! ¡También fueron encontrados en las profundidades de las grandes islas del Océano Ártico, e incluso en la Antártida!

¡Pero de hecho, el carbón en tiempos antiguos se formó a partir de los restos de vegetación abundante en zonas con un clima tropical caliente y húmedo!

Sobre estas bases, se sugirió que el clima en nuestro planeta cambiaba periódicamente: hubieron períodos calientes y «períodos glaciales» cuando la Tierra estuvo por largo tiempo completamente cubierta de hielo y nieve.

Y ahora hay batallas sobre cómo deberíamos estar en conexión con el «calentamiento global», el cual, de hecho, no es tal. Existe otro: cambio climático localizado en unas y otras partes de la superficie de la Tierra. Por ejemplo, el invierno pasado en el noroeste de Rusia fue el más cálido en décadas. Pero en Yakutia (Sakha) se pone más y más frío. ¡Este invierno la temperatura bajó a menos 61 grados centígrados! ¡Pero ésta es la temperatura antártica! ¡Y la ola fría invernal aquí es la tendencia de los últimos años! ¡El «polo de frío» del norte, como dicen los expertos, se movió desde las latitudes polares geográficas —lejos hacia el Sur—!

Y en la Antártida misma —en algún lugar se hace más cálido, y en otras partes del continente— más frío…

… En un intento de dar con una explicación para el total de las «eras de hielo», una hipótesis fue adelantada de que su causa estaba en la actividad volcánica. A saber —las más poderosas erupciones volcánicas— emitieron tanta ceniza hacia la atmósfera como para impedir el calor solar en la superficie del planeta.

Pero esto no ha de ser probado en la práctica: ¿Es realmente bajo tales condiciones que sobrevendrá un enfriamiento en la superficie de la Tierra —y si las cenizas en la atmósfera causaran un «efecto invernadero» y, a la inversa—, calentamiento?

¡Por ejemplo, si el cielo en la noche está cubierto con una nubosidad constante, entonces tales noches son mucho más cálidas que con un cielo despejado!

Es posible continuar el desarrollo de esta idea. Si la atmósfera se vuelve menos transparente, el calor solar calentará el conglomerado todo de la Tierra con su atmósfera, y la ceniza impedirá la disipación del calor hacia el exterior. ¿No resultaría de esto —un calentamiento de la Tierra en vez de un enfriamiento—?

Pero probar estas hipótesis en la práctica —no es posible—. Por lo tanto, es mejor no perder el tiempo en más discusión.

… ¿Pero cómo, después de todo, explicar el mencionado hecho del descubrimiento de carbón en zonas con el actual «permafrost»?

De hecho —es bastante simple—. En nuestro planeta, en su larga historia, repetidamente perforaron —desde diferentes ángulos con respecto a su superficie— grandes objetos cósmicos. Éstos cambiaron —de una manera u otra— tanto su órbita como los parámetros de rotación. El eje de rotación fue cambiado, nuevos polos se formaron, un nuevo ecuador fue designado, el clima se transformó totalmente en conformidad con estos nuevos parámetros. Glaciares formados donde el calor había dominado previamente… En otros lugares, donde había un frío que parecía ser eterno, el hielo se derritió, la vegetación tropical se desarrolló gradualmente, y depósitos de fósiles orgánicos se formaron durante milenios de un clima nuevo…

Hago hincapié en que tales transformaciones climáticas localizadas ocurren, por supuesto, no por un día y no por una semana, sino en tramos de tiempo mucho más largos.

… La última pregunta que me gustaría considerar en relación con el tema de los cambios climáticos observados en nuestro planeta es la influencia de las explosiones nucleares.

Cada una de tales explosiones poderosas empuja al planeta. Y debido a esto, su trayectoria de vuelo alrededor del Sol, así como la velocidad y el eje de su propia rotación, pueden cambiar. Este efecto puede ser especialmente pronunciado si las explosiones nucleares se repiten en los mismos polígonos.

¿Y no son los cambios climáticos observados en el planeta —el resultado de tales múltiples explosiones nucleares—?

<<< >>>



 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto