English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Cómo la Tierra Fue Creada
 

Ensayos sobre el Principio/Cómo la Tierra Fue Creada


Cómo la Tierra Fue Creada

«42. Una vez Uno salió de Tao; después de un tiempo, Él invitó a Otros dos; y esos Dos invitaron a Tres más. Y todos Ellos entonces se comprometieron en la creación en el planeta de varias formas de vida.» —así, en el Tao Te Ching, Lao-Tse habló del éxodo desde Tao de varios Espíritus Santos (Te), Quienes estaban para crear y luego supervisar la evolución de las almas encarnadas en nuestro planeta—.

El nombre del primero de Ellos es Adler (en concordancia con la última de Sus Encarnaciones europeas). Este nombre usa Él ahora —en comunicación con discípulos dignos de Dios—. Traducido del alemán, este nombre significa Águila. La historia de Adler sobre Sí Mismo está publicada, incluido el libro titulado «Clásicos de la Filosofía Espiritual y el Presente».

Al principio, Adler una vez creó —compactando una Parte de Sí Mismo— y envolviendo los recursos de la protomateria cósmica —el Núcleo del planeta pronto para ser—.

En este Núcleo, Él inició reacciones de fusión termonuclear, similares a las que tienen lugar en el Sol, en otras estrellas y en los núcleos de otros planetas «vivientes».

Los procesos de fusión termonuclear en el Núcleo llevaron gradualmente a la formación de todos los elementos de la tabla periódica.

Al principio, el Núcleo coincidía toscamente con el tamaño de la Tierra moderna. Pero —a medida que el proceso de sintetizar elementos decreció gradualmente— y la temperatura decreció en concordancia, —éste disminuyó—. Esto llevó a la formación de la corteza y el manto del planeta.

El Núcleo moderno de la Tierra ahora calienta el planeta para nosotros desde dentro, y el Sol —desde fuera—.

El Núcleo de la Tierra es visto por un asceta espiritual exitoso —como un tranquilo, gentil y no abrasador (para personas justas) Fuego Divino—. Esta es una de las Manifestaciones de Fuego de Adler.

Otros muy poderosos Espíritus Santos ayudaron a Adler en la creación de condiciones en la superficie de la Tierra para la existencia y evolución de cuerpos orgánicos, los cuales eran necesarios para el desarrollo de almas en ellos.

Y luego Ellos asistieron el crecimiento espiritual de almas desarrollándose exitosamente.

Entonces esas Personas, Quienes alcanzaron la Perfección ya en la Tierra, también se unieron en proveer ayuda espiritual a seres encarnados, y gradualmente formaron alrededor del Núcleo de la Tierra otra —también aparente Aglomeración Ardiente— de un tamaño mucho mayor en comparación con a la vez —el Núcleo moderno y el planeta entero—. Este es el Unido Nosotros de los Espíritus Santos, activamente participando en el proceso de la Evolución de la Conciencia en el planeta. Es como la Bola de Fuego que mora dentro de la capa correspondiente de multidimensionalidad (eón, loka), y generalmente se extiende más allá del planeta y su atmósfera desde todos lados.

Hermes Trimegisto en Su «Tabla Esmeralda» aconsejó a los ascetas espirituales que buscaran esta Divina Luz-Fuego a la vez por encima y por debajo del planeta. Conociéndola de esta manera, uno puede entonces llenar con uno mismo la Bola entera.

Esta Bola se nos mostró y fuimos enseñados a llenarla por Isida y el Maestro M. Así apareció entre nosotros el término: «Isi-M-Bola» (Isi es un derivado tierno de Isida, ya que así Se presentó a Sí Misma a nosotros en la primera conversación. El nombre de M se pronuncia como [em].)

…Y la capa externa de multidimensionalidad en aglomeración cósmica bajo el nombre de la Tierra está representada por lo que la gente llama materia.

* * *

La tarea evolutiva humana es pasar a través del sendero delineado —en la dirección opuesta: es decir, a su Fuente—.

Y la fuerza motriz en este proceso, puede ser sólo el amor desarrollado en la vida terrenal: el amor por Dios como el Unido Nosotros de todos los Espíritus Santos.

El desarrollo de este amor comienza por el amor a los componentes concretos de la Creación: en vías de luego cambiarlo —habiendo sido ya desarrollado— hacia —el Creador—.

Las condiciones para el desarrollo exitoso de las emociones de amor son el establecimiento de la benevolencia hacia todos los seres, también la victoria sobre el propio egocentrismo, y el crecimiento de uno mismo como el corazón espiritual, ternura, cariño, y afecto en relaciones con seres amables concretos.

Es en el corazón espiritual desarrollado que las emociones de amor tierno nacen, es en él que encontramos la calma que es necesaria para la cognición de Dios.

Los Espíritus Sagrados responden muy vívidamente a nuestro amor por Ellos. ¡Ellos pueden verse abrazando, disolviendo en Su Amor Divino a Sus discípulos encarnados!

¡Y aprendamos a amarles —de la misma manera—!

El amor —conecta—.

Pero el temor a Dios, inspirado en diferentes malas sectas, —separa, despega—!

¡El firmamento de oraciones estándares, en el cual se asegura a los adherentes de tales sectas de su desesperanzada pecaminosidad y el pago inminente por ella, es el camino en la dirección opuesta a Dios!

¡Y aquellos que predican miedo al terrible «Dios-Susto» son los enemigos del verdadero Dios! ¡Y ellos mismos tienen garantizado el convertirse en los habitantes de ese infierno, por el cual intimidaron a otros!

Sí, el infierno realmente existe. ¡Pero Dios no envía gente ahí! ¡La gente misma se instala en el infierno, —cuando viviendo en cuerpos materiales— se acostumbran ellos mismos a —estados emocionales infernales—!

… Pero aquellos que aman a Dios —esos, que han limpiado su ética— en particular, que han aprendido a amar a la Creación y nunca odiar a nadie, también a no despreciar, a no desear el mal a nadie y a no causarlo a ninguna de las criaturas amables, —dejemos a estos buscar y encontrar al comienzo a los Espíritus Santos concretos como el Foco de su amor—, luego —a Su Unido Nosotros en la «Isi-M-Bola», luego a Adler en el Núcleo del planeta—, y luego —aún más profundo, a Su Componente Extra-Planetario—. Y —desde aquí, sólo hay un paso hacia la Calma de Tao (la Morada del Creador)—, donde puedes descansar —para entonces una vez más esforzarte por el Bienestar Supremo de otras personas dignas—!

<<< >>>
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto