English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Evolución de Dios
 

Comprender a Dios/Evolución de Dios


Evolución de Dios

Dios, Único y Universal, permanece en un estado de Evolución constante. Podemos observar cómo ésta se realiza, por ejemplo, en nuestro planeta, a saber, Dios encarna en los cuerpos materiales orgánicos de diversas especies las unidades de energía de la conciencia o, en otras palabras, las almas de diferentes edades, a las cuales se les propone desarrollarse.

Perfeccionándose una encarnación tras otra, cada alma encarnada puede alcanzar la etapa humana de su desarrollo, en la cual tendrá que desarrollar principalmente el intelecto y liberarse de las imperfecciones éticas. Luego tal alma podrá avanzar hacia el conocimiento del Creador mediante la autorrefinación según la escala de sutileza-grosería, mediante el crecimiento cuantitativo y mediante el desarrollo de la facultad de vivir en amor-unión con otras conciencias.

Todo esto normalmente se alcanza durante muchas encarnaciones humanas.

A aquellos que han obtenido la debida sutileza, que han crecido, como conciencias, hasta un gran tamaño y han desarrollado la facultad de vivir en unión-amor con conciencias semejantes, el Creador les deja acercarse a Su Morada, conocerle a Él, aprender a interactuar con Él y luego unirse con Él enriqueciéndolo con ellos mismos. A partir de este momento en adelante, Tales Personas ayudarán a los seres humanos encarnados en su desarrollo ya desde el nivel Divino.

El estado principal de Aquellos Que han alcanzado la Perfección es el Unido Nosotros, que es la Unión Extática de todos los Perfectos. Sin embargo, Cada Uno de Ellos también puede separarse por algún tiempo para realizar unas u otras tareas.

Si tales Personas Divinas tienen todavía un cuerpo material, entonces toman todas las decisiones importantes en Unión con el Unido Nosotros, y no individualmente.

Destacamos también que las personas encarnadas que todavía no han alcanzado la Divinidad tienen el libre albedrío, dado a ellas por Dios. Este libre albedrío consiste en el derecho a marchar o no por el Camino ofrecido por Él. Quienes han escogido el Camino hacia el Creador se acercan gradualmente a Él por la calidad del alma; quienes no se apresuran son educados por Dios (más exactamente, por los Espíritus Santos) según su karma; y quienes han demostrado su absoluta incapacidad para acercarse a Él están destinados a la destrucción completa en el infierno.

<<< >>>
Comprender a Dios
Buy from Amazon
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto