English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Dios
 

Comprender a Dios/Dios


Dios

Dios es uno solo para todo el universo. Esta afirmación es justa tanto para Dios en el Aspecto del Absoluto como para Dios en el Aspecto de la Conciencia Primordial (o el Creador, Dios Padre, Alá).*

Sin embargo, la Conciencia Primordial es la Totalidad (el Unido Nosotros) de todos Quienes han alcanzado la Perfección Divina. Es por eso que Dios habla de Sí Mismo a través del Corán usando los pronombres «Yo» y «Nosotros». Lo mismo podemos ver en la Biblia, a saber, la palabra hebrea «Elohim», la cual se usa para referirse a Dios, está en plural (aunque en diversas ediciones de la Biblia, esta palabra está traducida como «Dios» en singular).

¿De qué manera puede comprenderse esto? ¿Qué significa este Unido Nosotros? Es muy difícil asimilarlo enseguida para las personas que están acostumbradas a vivir solamente entre los objetos materiales y que además se experimentan como cuerpos materiales, y no como almas. Por eso cuando uno habla con tales personas sobre la unión, ellos piensan en la unión de los cuerpos, y no de las almas.

No obstante, percibir únicamente el mundo material es un error. La verdad consiste en que todo en el espacio multidimensional universal es energía que difiere según su calidad.

Algunos tipos de energía son estudiados por los físicos materialistas.

También existen las bioenergías, propias de las unidades de conciencia (o almas) encarnadas en los cuerpos. Estas energías se acumulan en los chakras, se mueven por los meridianos del cuerpo, forman el «capullo» alrededor de éste, y es posible aprender a controlarlas.

Las almas mismas (de diferentes edades y calidades) son también seres energéticos, las energías vivas de la conciencia. Ellas pueden vivir en un estado encarnado o no encarnado. Entre ellas están las plantas, los animales y nosotros, los seres humanos.

Dios también es Conciencia, la Conciencia Suprema.

Es más, aquello que nosotros percibimos como objetos materiales no es nada más que energía condensada por la Voluntad del Creador, y Él puede descondensarla y luego condensarla nuevamente.

Por mucho tiempo la falta de conocimiento verdadero sobre la multidimensionalidad del espacio y sobre las formas de vida que viven en éste fue un obstáculo para la comprensión científica de Dios y de las almas.

Sin embargo, en los últimos años examinamos este tema muchas veces en diferentes publicaciones [8,9,12-14], por lo que no repetiremos esta información ahora. Únicamente quiero destacar el aspecto más importante, desde la perspectiva metodológica, de este tema. Es la escala de sutileza-grosería, la que refleja el principio de la distribución de diversos objetos energéticos en el espacio multidimensional. La Conciencia Primordial ocupa el nivel más alto de sutileza en esta escala, mientras que el infierno, el «basurero» del Proceso Evolutivo de la Conciencia Primordial, se encuentra en su extremo opuesto.

Sólo basándonos en este conocimiento, podemos comprender claramente qué es Dios en Sus diversos Aspectos y Manifestaciones, qué es el paraíso y el infierno, qué es la Evolución de la Conciencia y en qué deben consistir nuestros esfuerzos espirituales.

<<< >>>
Comprender a Dios
Buy from Amazon
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto