English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
Dios es Amor Tierno
 

Comprender a Dios/Dios es Amor Tierno


Dios es Amor Tierno

Así que Dios en el Aspecto de la Conciencia Primordial (o el Creador) no es un monstruo que castiga a los pecadores, sino, por el contrario, el Unido Nosotros Que permanece en los estados sutilísimos de Amor tierno y solícito. Este Unido Nosotros está compuesto de los Perfectos, es decir, de las personas de diferentes sexos y nacionalidades que se han desarrollado espiritualmente con éxito.

A estos Perfectos también se Los llama Espíritus Santos, y si Ellos están encarnados, Mesías.

De lo dicho se desprende que para acercarse a Ellos no es necesario orar a Dios pidiendo Su Clemencia y odiando a todos quienes oran de otra manera, sino purificarse a uno mismo como alma de todos los estados emocionales groseros y sucios y también desarrollar en uno mismo la sutileza emocional.

Comprendamos que las emociones son los estados de nosotros mismos como conciencias y que podemos acostumbrarnos (como conciencias o almas) a uno u otro estado emocional. ¡Esto (y no la pertenencia a cierta organización religiosa o el cumplimiento unos u otros ritos) es lo que nos llevará al paraíso, al infierno o a la Morada del Creador!

Quiero repetir lo mismo que dijo Jesús, Sathya Sai y otros Perfectos [8,13] y que he conocido en mi propia experiencia: ¡Dios es Amor! Por eso nosotros también debemos tratar de asemejarnos a Él en esto, es decir, convertirnos en Amor tierno, solícito y sabio, mientras que los estados emocionales groseros deben llegar a ser para nosotros tan ajenos que no seamos capaces de experimentarlos aun si lo intentamos especialmente.

Uno puede aprender todo esto rápido y cerciorarse de que es real si usa los métodos de autorregulación psíquica elaborados por nosotros [9 y otros].

Me quedaron en la memoria las palabras de una viejita que en cierto tiempo realizó conmigo un curso en tales entrenamientos. Me contó que lo más importante que le había pasado era que ¡había comenzado a amar sinceramente a sus vecinos del apartamento comunitario*! ¡Antes, en cambio, los odiaba por el mero hecho de tener que verlos todos los días!

Me acuerdo con alegría de aquellos años difíciles de mi juventud espiritual, ¡pues logré salvar a tantas personas del infierno en aquel entonces!

Ahora nuestros libros y películas cumplen el mismo papel.

A propósito, espero no tener que crear más libros, puesto que ya conté, según me parece, todo lo necesario.

Y, quizás, ahora ustedes, mis lectores, se esfuercen por divulgar este conocimiento y hacerlo accesible para todas las personas de todos los países. Con este propósito se podría enseñarlo en las escuelas y otros establecimientos educativos, hablar de esto en los programas de radio y televisión, proveer a todas las bibliotecas de estos libros, etc.

<<< >>>
Comprender a Dios
Buy from Amazon
 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto