English Español Français Deutsch Italiano Český Polski Русский Română Українська Português Eesti 中文

Conocimiento contemporáneo sobre Dios, sobre la evolución y el significado de la vida humana.
Metodología del desarrollo espiritual.

 
 


Avalokiteshvara:
Acerca de alcanzar el Nirvana

Escrito por Anna Zubkova.

Editado y traducido del Ruso
por Vladimir Antonov.

Traducido del inglés por
Alejandro de Oliveira.




El Bodhisattva* Avalokiteshvara se nos presentó hace dos años. Él prometió que, cuando llegara el momento, —ayudaría a revivir el verdadero Budismo en la Tierra.

Y ahora — Él comenzó a abrirnos ligeramente Sus ideas.

Él nos dirigió a uno de Sus lugares favoritos en el bosque, que visitamos antes. Aquí Él es visto como la Transparencia Disolvente.

Avalokiteshvara nos enseñó brevemente Su apariencia: la más profunda Ternura en Sus ojos, que eran como ágata oscura… Envolvían en Sus Profundidades, sumergen en la Calma Primordial Infinita… Su sonrisa, ligeramente tocando sus labios, brillaba desde las Profundidades. Era — interno, no externo…

Avalokiteshvara de nuevo disolvió el contorno visible de Sí Mismo. Solo el claro sentido de Su Presencia, Tacto bendito permaneció… Cuidado — suave, y abrazando desde todas partes, pero tocando… un poquito, como una gentil brisa en el calor, la calidez del sol matutino, una suave llama tranquila de una fogata que ya arde por largo tiempo… Y en todas partes en Sus Profundidades — la Paz Transparente total de la plena Unidad en Uno con la Conciencia Primordial del universo entero…

… Cuando nos habíamos unido con Él en Su Transparencia, Él comenzó a decir:

—¡Que simple es vivir, siguiendo el Camino de la paz interior y llevando a cabo solo actos de Bondad!

»El verdadero Budismo es llevar en uno mismo la pureza, calma y paz.

»La palabra shanti es mucho más exhaustiva — en comparación con las palabras paz y tranquilidad. Además, shanti no significa ociosidad, letargo, pereza, o pérdida de tiempo.

»Reestructurar la vida para permanecer en la dicha de sattva — es el trabajo de la transformación tanto de nosotros mismos como del mundo alrededor. Pero esta transformación es llevada a cabo no a través de la lucha contra el mundo por la vía de «yo quiero» — sino a través del cambio en nosotros mismos de manera que muchas personas alrededor deseen estar en la misma armonía. Esa es la no-violencia.

»La inofensividad consciente (ahimsa*) y dar amor, armonía, paz — es importante para comenzar el camino espiritual del alma. Y aún — necesitamos la claridad tanto de metas como de ideales, de pensamientos y de estados del alma.

»El verdadero Budismo es el Camino de la justicia y compasión, de la bondad amorosa, del silencio y la paz del alma.

»El Budismo enseña a vivir sin causar ansiedad innecesaria a nadie en el universo, sino en amorosas y gentiles caricias. Y si uno vive así, el ser-alma aprende gradualmente a disolverse en la Vida Real, eso es, en la Infinidad de la Existencia de Dios, la Existencia del Creador de todo lo «manifestado». Como resultado, uno debe desaparecer como un «yo» individual — en el gran estado de Unión con la Conciencia Divina Primordial, sintiéndose a uno mismo como únicamente Él. Entonces viene el sentimiento de que no hay nada además de Él, Quien vive en todo, incluyendo a todos los cuerpos materiales. Y Él recibe dentro de Sí a todas las Conciencias dignas al final de Su largo viaje a Casa.

»Este estado de «yo quemado» es llamado Nirvana. Tal Asceta se convierte en Parte de la Conciencia Primordial y puede manifestar la Voluntad del Uno.

»Nirvana — en donde uno está completamente disuelto en Dios. ¡Este no tiene otra vida, sino la vida de Dios!

»Una Vida de Dios es Amor y Cuidado para todos los seres: su desarrollo y perfeccionamiento.

»Mis enseñanzas de Bodhisattvas eran exactamente esto.

»En la preparación para el estado de Bodhisattva, el asceta adquiere la habilidad de esperar en paciencia y paz por ese único momento para actuar — actuar cuando el tiempo es revelado en el universo para esa acción particular. Paciencia — ella es parte de la gran Sabiduría de los Bodhisattvas.

»Hablaré acerca de este Camino en parábolas cortas.

»Espero que Mi Amor, expresado en el momento en el estilo de sabiduría lacónica, cubra a un gran número de personas que tengan la paciencia de leer o escuchar Mis pensamientos.

»¡Que Mis palabras, cual campana en el aire despejado, ayuden a despertar de su sueño a aquellas almas que están listas para ello!

Parábola de la paciencia

El Maestro estaba sentado inmóvil en una posición de loto.

Los discípulos le preguntaron:

—¡¿Cómo puede Usted sentarse aquí y no hacer nada cuando hay tantos problemas en la Tierra?!

—No los incremento, y esto ya es mucho…

»Y, estando en un estado de Calma, Yo veo aquellos raros momentos cuando Mi palabra o acción pueden beneficiar y reducir el sufrimiento y la angustia.

»Entonces — actúo.

Parábola de lo pequeño y lo grande

Un día, un hombre reprochó al Maestro:

—Podrías dirigir a toda la humanidad a la Liberación, sin embargo, solo enseñas a las personas a amar a todos los seres y a no hacer daño. ¡Pero esto es — tan pequeño! ¡Eso que haces — como una gota en el mar!

—¡Si, pero el mar está hecho de gotas! ¡Todos los grandes actos empiezan con pequeños comienzos! Para encender una llama — primero es necesario hacer una chispa…

»La transformación de las almas es similar: empieza con simples esfuerzos. ¡El Gran Camino al Nirvana se vuelve posible solo después de que una pequeña llama de amor es encendida en el corazón espiritual del buscador!

Parábola de las dudas

Alguien preguntó al Maestro, cómo conquistar la duda y la incertidumbre. El Maestro respondió:

—Todo lo que uno tiene, uno lo puede usar para beneficiarse — o para dañarse a sí mismo.

»Si no crees en el éxito, ¡entonces ni siquiera deberías emprender un viaje! ¿Por qué comenzar el camino, donde al final solo visualizas derrota?

»No deberías tampoco emprender acción alguna, si la consideras sin sentido. ¡Esta es una pérdida de valioso tiempo de vida en el cuerpo!

»Pero, si no se somete a un análisis crítico la corrección de tus propios pasos en el camino elegido, — es posible perderse, lo cual te obligará a ir marcha atrás por largo tiempo. En particular, si no piensas acerca del bien o el mal que tus acciones traerán al mundo, ¡puedes causar un montón de problemas para los demás y para ti mismo!

»La indecisión y las fluctuaciones son inherentes a una mente perturbada. ¡Aprende a sumergir la mente en la paz del corazón! ¡Solo en el corazón espiritual desarrollado, puedes sentir la Verdad! ¡Solo en él, los Bodhisattvas te muestran la elección correcta!

»Cuando aprendes a mantener tu mente en el silencio del corazón espiritual — entonces tu propia visión crítica te ayudará.

»Las dudas entonces se convertirán en la capacidad de discernir entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto. ¡Esto ayudará a evitar errores y a reforzar la confianza en el Camino del Amor y la Bondad!

»¡Solo el amor del corazón te permitirá realizar la elección correcta en cada oportunidad!

Parábola acerca de la ayuda del Maestro

Estudiantes y gente simplemente curiosa venía cada día al Maestro y escuchaban sus instrucciones y explicaciones. Día tras día, Él no solo les contaba los mandamientos de amabilidad, compasión y la naturaleza del orden del mundo, sino que también les enseñaba cómo sumergirse en el silencio interior, y cómo dominar las meditaciones.

Pero un día, el Maestro dijo:

—Les he enseñado todo lo que se supone que debía enseñar. ¡Ahora cada quien debe continuar desarrollándose!

—¿Nos ha enseñado todo lo que Usted sabe? ¿No tiene nada más que enseñarnos? — preguntaron algunos oyentes decepcionados, esperando que solo por escuchar los discursos del Maestro y estar en Su presencia, — se estaban perfeccionando…

Y muchos de estos oyentes fueron a buscar otros gurús… para escuchar y oír las palabras de sabiduría…

Solo unos pocos se han quedado con el Maestro — para ayudar a otros: Sus nuevos estudiantes-principiantes.

Y ellos, al hacerlo, descubrieron para sí mismos las etapas posteriores del Camino y recibieron la ayuda del Maestro.

¡Ellos — tuvieron éxito!

Por grandes que fueran las habilidades de un Maestro, ¡cada estudiante triunfa en el Camino por sí mismo! No importa cuán grande sea el Maestro — ¡no hará discípulos iluminados!

La tarea de un Maestro consiste solo en especificar el Camino y explicar cómo transitarlo.

Parábola acerca de la presunción

Un estudiante le dijo al Maestro:

—¡Finalmente he vencido al orgullo!

—¡No es así, mi amigo! ¡Si esto sucediera, no Me lo dirías! Sino que preferirías permanecer en la felicidad de existir en el Fuego Divino del Nirvana — ¡en vez de jactarte de tus logros!

Parábola acerca de las victorias y derrotas

Un hombre preguntó al Maestro, cómo no entristecerse por las derrotas y no enorgullecerse por las victorias sobre los rivales.

El Maestro dijo:

—Cuando te domines a ti mismo — ¡ya no tendrás ni derrotas ni rivales!

Parábola acerca de la Sabiduría

Un estudiante argumentaba todo el tiempo, discutiendo las declaraciones de los libros con otros estudiantes — en lugar de meditar.

El Maestro lo reprendió gentilmente:

—En lugar de abrir tu boca otra vez, ¡mejor abre tu mente — por sabiduría, y tu alma — por paz interior!

»En la agitación de los pensamientos, la claridad del entendimiento desaparece fácilmente. ¡Pero en la calma de la mente — la verdad se hace evidente!

»¡No ganaras sabiduría solo a través de los libros! ¡Debes abrir la sabiduría en ti mismo, convirtiéndote en esa alma que ha conocido a la Conciencia Primordial! Solo entonces la sabiduría será — ¡y tu propia sabiduría!

»¡Solo entonces — la sabiduría de lo Alcanzado se convertirá en tu propia sabiduría!

»Me gustaría que cada quien esté dotado con su propia sabiduría. ¡Pero darla a otros — nadie puede hacerlo!

»¡Sin embargo la puedes encontrar en ti mismo — a través de tus propios esfuerzos!

Parábola acerca del pasado, presente y futuro

Los estudiantes querían que el Maestro les diera predicciones del futuro. Y también le pidieron que les contara sobre sus vidas pasadas. Él respondió:

—Quien en su bullicio continuo está demasiado preocupado por su futuro o por su pasado — ¡este se está perdiendo el presente!

»Pero sería correcto aprender a vivir en el verdadero presente, ¡que es en la verdadera Existencia Divina!

»Los eventos van y vienen…

»El pasado tiene su frontera con el futuro en cada momento del ahora. De tales momentos consiste la vida.

»La vida humana en cada uno de sus momentos, en cada momento del ahora, — ¡que se llene de paz, amor, ternura y belleza!

»¡Eso hará a cada nuevo momento — incluso más hermoso y saturado con la felicidad verdadera!

»¡Esto es vida en la cresta de la ola del Océano de la Conciencia Divina! ¡O — el buceo en las Profundidades de Su Infinidad!

Parábola acerca de la roca y la avalancha

Un Maestro estaba con Sus discípulos en las montañas. Un estudiante empujó una pequeña roca desde el borde del barranco con su pie — para ver como caía al fondo… La piedra, chocando con otras piedras, causó un colapso. El estruendo sonó a través de una larga distancia.

El estudiante desanimado y con culpabilidad miró al Maestro.

—¿Por qué has roto la paz y tranquilidad?

—No quería hacer eso… ¡Lo siento! Yo solo tenía curiosidad… Quería ver cuán profundo era…

—Bien, que sea un ejemplo para todos: incluso un pequeño acto, carente de la cualidad del bien y que al mismo tiempo perturbe, — puede llevar a grandes consecuencias:

»Una pequeña piedra arrojada al abismo — pudo causar un colapso en las montañas.

»Una pequeña riña entre dos personas — puede escalar en odio y hacerlos enemigos de por vida.

»La venganza de unas personas en contra de otras — puede crecer hacia guerras sangrientas entre naciones.

»Como una avalancha, los efectos de cualquier acción pueden amplificarse. Por lo tanto, ¡nunca rompan en vano la calma, la paz y la armonía!

»¡Nunca debes lanzar una roca sin considerar las consecuencias de tal acción!

»¡Y todos aprendan a no cometer grandes errores después de haber visto — en el ejemplo de un pequeño error — las posibles consecuencias!

Parábola acerca del acoso

Un estudiante-principiante del Maestro tenía una mala cualidad: él siempre le señalaba a los demás sus fallas. ¡Él sermoneaba y reprochaba, sin siquiera notar que no quería ser escuchado! Por sus homilías causaba irritación y resentimiento entre las personas a quienes él a menudo derramaba sus instrucciones. Pero él mismo lo consideraba su ventaja, pensando que esto ayudaba a los demás…

El Maestro estaba esperando por una oportunidad para ayudar a este estudiante a ver su problema.

… Una vez una mosca fastidiosa zumbaba en círculos alrededor de este alumno, cuando clasificaba bayas para mermelada. La mosca se posó sobre sus manos llenas de jugo de bayas, en su rostro… ¡No podía deshacerse de esta fastidiosa mosca!

El Maestro notó cuanto molestaba al estudiante:

—¡Deberías estar calmado mi amigo!

—Pero ¡¿qué debo hacer?! ¡Me enojé! ¡Incluso quiero matarla!

—No te apresures: a través de ella, Dios te está enseñando una lección, explicando la urgencia. ¡Te señala un problema en ti mismo!

—¿Qué problema?

—Has escuchado el dicho de que cuando señalas con un dedo los defectos de otro — ¡los demás dedos en ese momento te señalan a ti!

»¡Tú estás — a menudo muy fuera de lugar — reprochando a los demás por sus imperfecciones! ¡Tus comentarios son intrusivos y no beneficiosos porque están hechos fuera de momento! ¡Siempre es mejor, cuando ves el defecto de otro, volver tu vista crítica hacia tus propias faltas similares! ¡Transfórmate a ti mismo — y entonces otras personas querrán seguir tu ejemplo!

… Cuando el estudiante comprendió al Maestro, un pequeño pájaro hábilmente atrapó a la mosca. Y el canto armonioso de los pájaros llenó el espacio…

Parábola acerca de la habilidad de escuchar y hablar

Una vez un discípulo preguntó al Maestro:

—¿Cómo puedo aprender el arte de conversar apropiadamente?

—Recuerda dos simples reglas:

»Escuchar cuidadosamente — ¡esto significa mostrar amor a la otra persona!

»Hablar, cuidando que seas entendido, — ¡esta es una manifestación de cuidado por el interlocutor!

Parábola acerca de cómo perder peso

Un hombre gordo preguntó al Maestro:

—¿Cómo puedo hacerle frente a mi deseo por comer? Me obligo a pasar hambre — pero de nuevo comprendo que solo pienso en comida… ¡Mis pensamientos son consumidos solo por deseos asociados con comida! ¡Estoy tan cansado de luchar contra mi vicio!

—¡Esto es muy sencillo! ¡Intenta concentrar tu atención en el cuidado de los demás!

Parábola acerca de los sufrimientos de la humanidad

Un día se le preguntó al Maestro:

—¿Por qué ha pasado tanto tiempo desde que el Buda Shakyamuni proclamó a las personas las Enseñanzas de la Verdad, de alcanzar el Nirvana, del estado del Buda — pero las vidas de las personas aún están llenas de miseria y sufrimiento?

El Maestro respondió:

—Si le preguntas a las personas si quieren deshacerse del sufrimiento la mayoría responderá «sí». Pero entonces debemos preguntarles ¿por qué no aplican Sus enseñanzas en sus vidas?...

Parábola acerca de la no-acción

Un hombre pensó que había dominado la no-acción. Para esto, él trató de no hacer nada, creyendo que esa era una alta manifestación de espiritualidad…

Un día él vino al Maestro y esperaba oír elogios por su perfeccionamiento.

Pero el Maestro le dijo:

—¡Aquellos que esperan que la perfección llegue por sí misma, sin hacer sus propios esfuerzos enormes, — están equivocados!

»¡La no-acción no es ociosidad!

»¡La meditación es trabajo — el trabajo del alma, de la conciencia!

»¡Tú aun no has iniciado una auto-limpieza ética, pero ya esperas recibir… la alabanza!

»¡Aquel que está perezosamente acostado y contemplando a otros que van por el Camino, no es igual a aquellos que van persistentemente hacia su Meta!

 
Página principalLibrosArtículosPelículasFotografíasSalvapantallasNuestros sitiosEnlacesQuiénes somosContacto